Prevención – ¿Qué riesgos podemos evitar o mitigar?

La actividad física tiene numerosos efectos preventivos y curativos, de los cuales a continuación enumeraremos algunos de los más importantes:

  • Puede ayudarte al control de peso, a prevenir y tratar la obesidad;
  • Ayuda a mantener tu piel turgente;
  • Tiene un efecto analgésico;
  • Puede ayudarte a evitar o tratar la diabetes mellitus de tipo 2 o diabetes senil – las personas que realizan regularmente ejercicio tiene menor riesgo de desarrollar este tipo de diabetes que aquellos que tienen un estilo de visa sedentario, además de tener un mayor efecto preventivo en aquellos que tienen riesgo de padecer la enfermedad;
  • Reduce la presión sanguínea incluso10 mm Hg en el valor sistólico a y 5 mm Hg en el valor diastólico (el riesgo de hipertensión es 1,4 veces mayor en personas inactivas);
  • Estimula la circulación;
  • Ayuda a mantener tu cuerpo limpio aumentando el nivel de fibra;
  • Practicando ejercicio en tu tiempo de ocio, reduces el riesgo de sufrir una ataque al corazón;
  • El riesgo coronario de una persona físicamente activa es entre 2 y 3 veces menor, independientemente de la presencia de otros factores de riesgo, y no es debido a que las personas físicamente activas sean más conscientes sobre su salud;
  • El riesgo de derrame cerebral disminuye;
  • El riesgo de trombosis disminuye – la mortalidad por enfermedades cardiovasculares es 1,9 veces mayor en personas inactivas que en aquellas que practican habitualmente una actividad física;
  • De acuerdo con un estudio de Women's Health Initiative – Iniciativa para la salud de las mujeres, caminar al menos 2 horas y media a la semana se asocia con una reducción del 30% en el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular frente a mujeres que no caminan;
  • Aumenta la estabilidad eléctrica del corazón;
  • La actividad física equilibra los niveles de colesterol;
  • Ayuda a mantener y mejorar la masa muscular y el movimiento y a prevenir o al menos a retrasar la atrofia (se dice que la actividad física puede retrasar la el declive de la salud hasta la edad de 75 años);
  • Es beneficiosa para nuestros pulmones y para diferentes tipos de enfermedades respiratorias;
  • Puede luchar contra el deterioro de las funciones mentales;
  • La actividad física puede ayudarte a corregir malas posturas o la escoliosis;
  • Se reduce el riesgo de osteoporosis (el riesgo relativo de una persona inactiva es 1,6 veces mayor que una persona activa) y la AF tiene un efecto positivo en el metabolismo del tejido óseo;
  • Puede ayudar a reducir el riesgo de artritis (tanto de la artritis reumatoide como osteoartritis);
  • Reduce la ansiedad, el estrés, el nerviosismo y el riesgo de úlcera gástrica;
  • Puede ayudar en caso de desórdenes digestivos;
  • Reduce el tiempo de convalecencia;
  • Previene y ayuda en casos de depresión y ansiedad e incrementa la autoestima;
  • Mejora la funciones físicas y la vida autónoma de las personas mayores;
  • La actividad física tiene un efecto preventivo sobre el cáncer por ejemplo en casos de cáncer de colon (el riesgo relativo es 1,4 mayor en las personas inactivas comparándolas con la personas que realizan una actividad), cáncer del sistema reproductivo y cáncer de mama;
  • Propicia una reducción en todas la causas de mortalidad;
  • No fumer es lo más común entre corredores. Y los que fuman, tienen una tasa de abandono de 75% aproximadamente;
  • AF favorece la no dependencia;
  • AF ralentiza el proceso de envejecimiento;
  • Mantiene la mente fresca – lógica, memoria, combinaciones, creatividad;
  • Puede ahorrar gastos médicos;
  • Si lo comparamos con la población general, las personas que corren acuden menos al médico y sufren menos bajas;
  • AF realizada de forma regular puede aumentar la eficiencia en el trabajo;
  • Finalmente, puede ayudar a mantener la salud de las personas en el mercado laboral.