¿Por qué?

El ejercicio es necesario para llevar una vida funcional, además de tener también efectos curativos y preventivos. Aunque a muchas personas mayores les dé miedo desarrollar una actividad física activa (por miedo a los dolores – especialmente en las articulaciones, a las caídas o a las dislocaciones y fracturas) hay muchas actividades que pueden ayudarles a descargar sus articulaciones y a proporcionarles, además una sensación de seguridad.

Con el transcurrir de los años, el organismo humano comienza a decaer, los tejidos conectivos y los músculos se debilitan, los compactos tejidos de los órganos se vuelven conectivos, la piel se relaja, y la funcionalidad general disminuye.

  • ¿Los cambios se producen obligatoriamente después de los 40?
  • ¿Podemos mantener nuestra buena forma física por más tiempo?
  • ¿Merece la pena mantenernos físicamente activos en el futuro?
  • ¿Supondrá mucho trabajo?
  • ¿Cuáles son los beneficios de mantenernos activos o empezar a serlo en nuestra edad madura?

La VERDAD es que nuestro cuerpo realmente empieza a declinar a partir de los 40, pero podemos hacer un esfuerzo para mantener nuestra condición física y la salud por muchos años más  con éxito.